El Pato

Yo amo a los patos, pero los amo porque me gusta comérmelos 😛

Agarramos un buen pato de 2 kilos o más, lo lavamos y lo ponemos a emborracharse durante una noche con dos litros de vino blanco de cocina, unos granos de pimienta negra en grano, una hoja de laurel y un poco de tomillo.

Al día siguiente, lo disponemos en una placa de horno con una nuez de mantequilla y un hilo de aceite de oliva, lo doramos y le hechamos la “marinada” de vino donde estuvo toda la noche, dejamos cocer dándole unas vueltas cada 15 minutos, por dos horas.

Vamos a saltear el hígado del patito, con un par de dientes de ajo, agujas de romero, luego en un mortero, machacamos todo con un puñado de almendras o piñones (a gusto) y unos tomates frescos, añadimos un poco de sal y aceite de oliva, ésto nos dará una rica salsa para acompañar.

Mientras se cocina el pato, vamos a saltear unas patatas cortadas a cuadritos, con ajo, agujas de romero, mantequilla y aceite de oliva, las doramos sin que se peguen, revolviendo continuamente y servirán de acompañamiento al delicioso pato.

tagliatelle al anitra

Otra opción, es seguir el mismo procedimiento para cocinar el pato, deshuesarlo, molirlo, saltearlo con un poco de mantequilla, zanahorias, apio y cebollas picadas finamente y crema de leche, flamearlo con brandy  y acompañarlo con tagliatelle al huevo cocinadas “al dente“.

Ya no me soporto! 😛

Print Friendly
 

2 Comentarios


  1. apa miquel!!! has guanyat !!! un deu !!! ara pensare q puc fer per igualrte jajajaja.. te bona pinta si ,ja tinc gana ! ara tanco la botiga vaig a fer un cafe i cunado llegue A CASA .. jejeje ja te dire q he fet ,,


  2. ok Ruru, espero tus noticias! 😛

Deja un comentario

 
 
 
 
shared on wplocker.com