Empanadillas gallegas de bacalao

Ahora que ya sabemos preparar la masa para las empanadas, vamos a preparar unas empanadillas gallegas de bacalao.  Son muy sabrosas y fáciles de preparar, pueden ser una buena opción para iniciar una comida o hasta como tapa para una merienda.

empanadillas gallegas de bacalao

Vamos a agarrar un kilo de bacalao desalado, lavamos, secamos  y lo desmigamos.

Introducimos en una sartén una nuez de mantequilla, dos y cucharadas de aceite y cuando esté caliente echamos 3 cebollas bien picadas. Las pasamos unos 12 minutos a fuego medio  y un hilo de aceite de oliva, hasta que queden doradas y cuando el sofrito este bien cristalizado añadimos el bacalao desmigado. Cocinamos por unos 5 minutos hasta que el bacalao cambie de color y añadimos el vino blanco y una cucharadita de azafrán. Si os gustan las uvas pasas éste es el momento de añadirlas, la receta original lleva uvas pasas, yo a veces en vez de pasas le pongo pimiento morrón asado y sin piel, a tiras o a cuadritos.

Cocinamos durante otros 15 minutos hasta que reduzca líquido pero tiene que quedar con caldo para que la empanada quede jugosa, rectificamos con sal y pimienta, removemos unos minutos y apartamos.

Enharinamos la base donde vamos a preparar las empanadillas y estiramos la masa con el rodillo hasta que nos quede con un espesor de 2 o 3 mm.
Cortamos las empanadillas con una taza grande de desayuno o similar de unos 20 cm de diámetro.
Añadimos el relleno a cada empanadilla, 1 cucharada de relleno en cada una. Es muy importante que el relleno este frío para que la masa aguante bien a la hora de cocinar.

Pintamos la empanadilla con ayuda de una brocha de cocinar y una mezcla de huevo batido con un poco de leche para que quede dorada pero no se queme. Colocamos las empanadillas en una bandeja de horno cubierta con papel de horno.
Precalentamos el horno durante 5 minutos  a 180ºC y luego metemos las empanadillas a la misma temperatura, primero en la parte de abajo del horno (unos 20 minutos) y luego otros 25 minutos en el centro. Cuando estén bien doraditas las sacamos.
Tened cuidado al sacarlas de la bandeja porque aún estarán calientes y es probable que se rompan.

Buen apetito, y ahora podéis empezar a hacer experimentos con rellenos de varios tipos.

Print Friendly
 

2 Comentarios


  1. hola, estas empanadillas se pueden cocinar en vez de horno, fritas? gracias


    • Hola Luz, puedes freirlas, cuidado con no quemarlas 😉

Deja un comentario

 
 
 
 
shared on wplocker.com