Gambas en salsa marinera

Me encantan estas gambas en salsa marinera, durante mi estancia en México preparaba la salsa con camarones secos (que aquí en Madrid no encuentro) y salía algo espectacular, de todas formas utilizando las cáscaras de las gambas y un poco de magia se logra obtener un buenísimo resultado.

Gambas en salsa marinera

Ingredientes para 4 personas:

  • 12 gambas o gambones
  • 1 cebolla
  • 40 gramos de tomates secos
  • ½ vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • Sal marina
  • Pimienta negra
  • Pimentón de la Vera

Preparación:

  • Poner a remojar en agua caliente los tomates secos durante 10-15 minutos.
  • Lavar y quitar la cáscara a las gambas, guardar las gambas en un bol y las cáscaras en una cazuela.
  • Cubrir las cáscaras de gamba con medio litro de agua, añadir medio vaso de vino blanco, una cucharada de sal gruesa y hervir hasta reducir a la mitad el líquido.
  • Mientras hierven las cáscaras de gamba, pasar los tomates secos con el agua donde se remojaron por la licuadora y luego filtrar la crema obtenida para eliminar impurezas.
  • Una vez se ha reducido el líquido de las gambas las sacamos del fuego, controlamos la sal para no exceder luego en el sofrito y las pasamos por la licuadora, luego se cuelan con un colador fino o un paño de algodón.
  • Pelar la cebolla, cortarla en 4 trozos y pasarla por la licuadora junto con el ajo. Colocar la mezcla de cebolla y ajo en una cazuela con una nuez de mantequilla y un hilo de aceite, sofreír durante 5 minutos mezclando.
  • Añadir a la cazuela la crema de tomates secos con una cucharadita de pimentón, una cucharada de perejil picado y cocinar otros 5 minutos, luego agregar la crema de cáscaras de gamba, mezclar y cocinar a fuego lento durante 10 minutos, o hasta que la salsa quede un poco densa y no demasiado líquida.
  • Colocar las gambas que tenemos guardadas en la cazuela, salpimentar, mezclar y cocinar durante 8 minutos o hasta que estén cocidas a vuestro gusto.


Las gambas en salsa marinera las podemos servir como tapa con un poco de pan tostado, acompañadas de un arroz azafranado, y con un buen vino blanco o una cerveza helada.

Print Friendly
 

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

 
 
 
 
shared on wplocker.com