Gnocchi de calabaza

Ya hemos llegado al mes de las calabazas, halloween , así que vamos a preparar unos suculentos gnocchi de calabaza, un tipo de pasta italiana que normalmente  se prepara en casa, generalmente con patatas, pero ésta vez los vamos a preparar de calabaza.

Agarramos un calabaza de 1 kilo (para 6 personas), la partimos por la mitad en sentido horizontal, quitamos las semillas  y con delicadeza escavamos la pulpa en pedazos cuidando de no romper la corteza, nos va a servir más tarde.

Una vez tenemos la pulpa a pedazos, la colocamos en una placa y la ponemos en el horno a 160 grados por unos 30/40 minutos, controlaremos de vez en cuando la cocción con un tenedor para verificar si ya está cocida.

Una vez la calabaza está cocida la vamos a pasar por un robot de cocina para convertirla en una crema que colocaremos en un recipiente (bowl), le añadimos 300 gramos de harina de trigo, dos huevos, dos cucharadas de queso Parmesano, sal y pimienta negra molida al instante.

Mezclamos con las manos hasta conseguir una masa homogénea, si le falta consistencia añadir más harina.

Ahora rociamos de harina una base plana y preparamos unos cilindros con la masa preparada, normalmente yo los hago de 1,5 cm de diámetro, pero va a gusto del consumidor. Una vez listos los cilindros, los cortamos a pedacitos de unos dos centímetros y con un tenedor los marcamos (ver foto, que es de patatas pero lo que sirve es la idea), durante el proceso los iremos enharinando para que no se peguen.

Ahora vamos a preparar una salsa que me gusta mucho, cortamos a pedazos 500 gramos de setas, ya sean champiñonesrovellones, lo que más os guste, los salteamos en sartén con aceite de oliva, ajo y perejil, yo le añado siempre una guindilla para resaltar el sabor, pero cada uno se hace daño como quiere.

Cuando las setas están cocidas, las pasamos por una licuadora en modo de obtener una crema, la cual vamos a volver a pasar a la sartén añadiendole medio litro de crema de leche, salpimentamos y cocinamos sin que la salsa quede demasiado densa.

Ahora vamos a preparar mi truco personal para éste plato, calentamos dos o tres nueces de mantequilla en una sartén y le añadimos tres cucharadas de queso Parmesano y dos o tres hojas de salvia, dejamos cocinar unos minutos sin que se queme la mantequilla, es aconsejable añadir unas gotas de aceite de oliva para evitarlo.

Una vez completado éste proceso,quitamos las hojas de salvia y  embadurnamos el interior de la corteza de la calabaza que reservamos al inicio.

Ahora ponemos a hervir agua en una olla grande, añadimos un puñado de sal marino y cuando el agua llega a ebullición vamos introduciendo los gnocchi, los cuales estarán cocidos cuando salen a flote.

Una vez cocidos, los salteamos con la salsa de setas un par de minutos para que los sabores se amalgamen, los colocamos dentro de la corteza de la calabaza, rociamos generosamente con queso Parmesano y servimos la calabaza cubierta con la capa superior.

Los gnocchi también de pueden acompañar con ragú a la bolognesa, hay quien prefiere sólo mantequilla y salvia, en fin, a vuestro gusto.

Espero que tengáis tiempo y ganas de probar éste plato, que va dedicado especialmente al abuelo de mi amiga Imma, el cual es amante de la calabaza.

Print Friendly
 

6 Comentarios


  1. visto !!!!!! leido i pensado como coño hago esto y q sea bueno jajajaa


  2. Imma, tu no te preocupes de la decoración, cocina la pulpa y luego lo acompañas con lo que le gusta al abuelo.l 😛


  3. miquel posa mes receptas … vaaaa plis


  4. Miguel, fantastici!!!!!!!!!!!!!!!!!!


  5. Grazie Annalisa! 😉

  6. Pingback: Arroz negro | Miguel Pena Roma

Deja un comentario

 
 
 
 
shared on wplocker.com