Goulash

Dejamos las tradiciones catalanas, pero sigue haciendo frío, hay que calentarse, y aconsejo un buen goulash húngaro, o austrohúngaro, visto que se traspasaron su cultura durante el período del imperio austrohungaro.
He tenido la suerte de aprender a cocinarlo ya sea en Hungría (Budapest) que en Austria, la receta que más me ha gustado es de una amiga de Seefeld en Austria, donde me llevó a la cocina de su hotel a “practicar” con su chef, Seefeld está justo debajo de Garmisch-Partenkirchen, la estación de esquí por excelencia.
goulash
Nos proveemos de un kilo de carne de buey sin grasa, un kilo de cebollas, le receta funciona en ésta base, por cada kilo de carne un kilo de cebollas, nos procuramos un kilo de paprika fresca, si no hay a disposición paprikaen forma “vegetal”, podemos utilizar paprika en polvo (4 cuharadas soperas).
Vamos a dorar (cristalizar) la cebolla en una olla, luego añadimos la carne cortada a trocitos de nuestro gusto, si usamos paprika en polvo, enharinamos la carne con ella, de otra forma, si tenemos paprika fresca, la añadiremos a la olla cortada en rodajitas., en el caso de no conseguir paprika fresca, usaremos  pimiento morrón rojo cortado a cuadritos en la misma cantidad de los otros ingredientes.
Hacemos dorar la carne, le añadimos dos vasitos de vino blanco y dejamos evaporar.
Una vez la carne está dorada, añadimos la paprika fresca o los pimientos, doramos un poco y vamos a verter unos dos litros de agua en la olla, añadiremos dos dados de caldo de carne, mezclamos y dejamos cocinar por unas tres horas, mezclando de vez en cuando.

Éste Goulash se puede acompañar con patatas hervidas o arroz blanco, a mi me gusta más el arroz, pero…a cada uno lo suyo 😉

Print Friendly
 

Deja un comentario

 
 
 
 
shared on wplocker.com