Huevos Carlistas

La primera referencia escrita de esta receta de la cocina navarra se encuentra en el Almanaque de Conferencias Culinarias de 1874 en una carta dirigida a Ángel Muro procedente del periodista Andrés Miralles. Según autores el nombre puede deberse a los colores de la bandera carlista. Es posible que existieran antes de esta fecha con la denominación “huevos con capota”, haciendo alusión al recubrimiento de la segunda fritura como una capota (o cubierta).

Vamos a preparar ocho huevos estrellados en una sartén con aceite y mantequilla, luego los colocamos sobre papel de cocina para que absorba el aceite y dejamos a parte.

Ahora preparamos una rica salsa bechamel, disolvemos 50 gramos de mantequilla en una cazuela pequeña  con un hilo de aceite de oliva para que no se queme la mantequilla, luego añadimos 100 gramos de harina usando un colador para que no se formen grumos y mezclamos con un batidor y vamos añadiendo medio litro de leche tibia, mezclamos bien, añadimos sal, pimienta negra molida al instante y también una cucharadita de nuez moscada rallada al instante.

Dejamos cocinar por 15 minutos mezclando de vez en cuando, una vez terminado, retiramos la cazuela del fuego y agregamos dos yemas de huevo desleídas con un poco de zumo de limón.

En el siguiente paso  vamos a empanar los huevos fritos anteriormente, vamos a usar una base lisa y limpia, colocaremos unas cucharadas de salsa bechamel sobre la base, luego con cuidado disponemos el huevo encima y lo cubrimos con más salsa, pasamos el huevo por pan rallado, después por huevo batido y de nuevo por pan rallado.

Cuando hemos terminado de empanar los huevos, los freímos en abundante aceite de oliva unos minutos antes de servirlos adornados con unas hojas de perejil.

Print Friendly

Deja un comentario