Ravioli rellenos de espinacas y queso ahumado

Esta receta de ravioli rellenos de espinacas y queso ahumado es muy buena, los vamos a preparar en formato talla grande, nos bastarán tres ravioli por persona, lo que en Italia se llamaría “raviolo”, que es el singular de ravioli. Espero que no os estéis haciendo un lío, pero para rematar la cosa, cuando os ofrezcan “raviolo de…”, quiere decir que os van a servir uno o más ravioli grandes, y no un plato lleno de ravioli.

ravioli rellenos de espinacas y queso ahumado

Ravioli rellenos de espinacas y queso ahumado

Ingredientes para 4 personas:

200 gramos de pasta al huevo
1 Kg. de espinacas
1 huevo
200 gramos de queso ahumado (San Simón da Costa)
80 gramos de queso Parmesano rallado
400 gramos de tomates maduros
1 cebolla mediana
1 diente de ajo
Albahaca
Aceite de oliva
Sal gruesa
Pimienta negra

Preparación:

Primero se blanquean las espinacas durante 5 minutos, se escurren, se pican y se colocan en un bol.

Cortar el queso a cuadros pequeños y agregar a las espinacas, luego batir el huevo y añadirlo a la mezcla con 50 gramos de queso parmesano rallado, salpimentar y mezclar todo para que se amalgamen los ingredientes.

Ahora enharinar una superficie plana y estirar la pasta al huevo que hemos preparado siguiendo ésta receta y creamos dos láminas finas de unos 2/3 milímetros de espesor.

Hay que preparar 12 ravioli, nos servirá una o más láminas que contengan 12 círculos de 15 centímetros de diámetro.

Si no hay a disposición un molde para cortar pasta habrá que buscar un recipiente que tenga unos 15 centímetros  de diámetro.

Con el objeto que usaremos para cortar la pasta tomamos las medidas necesarias para la lámina o láminas de pasta que necesitamos.

Una vez preparadas las listas de pasta que vamos a utilizar, marcar ligeramente la pasta con el recipiente que vamos usar para cortar y colocar en el centro de cada uno dos cucharadas de relleno, terminada esta operación cubrir con otra tira de pasta ligeramente humedecida con agua. Presionar cuidadosamente alrededor del relleno para que salga el aire eventualmente almacenado.

Ahora  cortar los círculos en modo de formar los ravioli gigantes y colocarlos sobre una superficie ligeramente enharinada para que no se peguen.

Preparar la salsa, en una sartén con una nuez de mantequilla y un hilo de aceite sofreír la cebolla y el ajo picados finamente, añadir dos hojas de albahaca y los tomates cortados a cuadros, salpimentar y saltear unos 8 minutos.

Mientras se prepara la salsa calentar una cacerola con agua y una cucharada de sal gruesa, cuando llega al hervor introducir los ravioli, cocinar durante 3 minutos, escurrir y saltear con la salsa de tomate unos minutos con cuidado de que no se rompan los ravioli.

Servir los ravioli rellenos de espinacas y queso ahumado con una rociada de queso parmesano y decorar con unas hojas de albahaca.

[Foto: Cookaround]

 

Print Friendly
 

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

 
 
 
 
shared on wplocker.com