Filetes de merluza en papillote



Hoy tenemos unos filetes de merluza en papillote, el papillote, también llamado “cartoccio” en italiano, es una técnica que permite que los alimentos se cuezan en su propio jugo y con el vapor que desprenden, el objetivo es que los alimentos cocinados así, conserven mejor el aroma, el sabor y los nutrientes.

Filetes de merluza en papillote

Ingredientes para 4 personas:

4 filetes de merluza
1 chalote
2 cucharadas de aceite de oliva
½ vaso de vino blanco
½ vaso de zumo de limón
2 tomates
1 guindilla fresca
Aceitunas verdes y negras sin hueso
Agua
Sal
Pimienta negra

Preparación:

Lavar los filetes de merluza y secarlos con un paño de cocina, salpimentarlos y guardar.

Poner una poco de agua en una pirófila y cubrir la base con papel aluminio.

Pelar el chalote y cortarlo en rodajas finas, disponerlas sobre el papel aluminio, y rociar con un hilo de aceite.

Colocar los filetes de merluza sobre las rodajas de chalote, luego adornar con las aceitunas cortadas por la mitad, rodajas de guindilla, rodajas de tomate partidas por la mitad o eventualmente tomates cereza cortados por la mitad.

Bañar con el vino, el limón y un hilo de aceite, cubrir todo con papel aluminio cerrando herméticamente los lados y colocar en el horno precalentado, cocinar durante 20 minutos a 180ºC.

Los filetes de merluza en papillote se pueden servir acompañados de una ensalada de patatas con ajo, aceite y perejil, ensalada de rúcula o unas espinacas salteadas.

Nota: Dicen por ahí que cocinar con papel aluminio es nocivo para la salud, y no digo que no, pero también los jilipollas son nocivos para la salud y nadie hace caso.
Eventualmente podéis usar papel de estraza y así no tenéis problemas sexuales con el papillote.

Organizar la cocina – Tiempo y calidad


Aquí os van unos trucos para organizar la cocina, esto nos permitirá ser más eficientes, ahorrar tiempo y mejorar la calidad de nuestra comida.
No es necesario ser un apasionado de cocina para aplicar éstos consejos, son simples “atajos” que nos facilitan la preparación de nuestros alimentos y dan más agilidad a nuestros procesos cotidianos.

Organizar la cocina

Organizar la cocina

Organizar las especias

Normalmente se pierde tiempo buscando una especia en medio de un caos de botes y bolsitas.

La mejor manera de organizar las especias es colocarlas en recipientes con una etiqueta en la tapa y colocarlos en orden alfabético dentro de un cajón de la cocina.

Especias organizadas

Especias organizadas

De este modo tendremos una visión general rápida de todas las especias a nuestra disposición y encontraremos la que buscamos fácilmente al estar ordenadas alfabéticamente y teniendo un acceso fácil.

Si no tenemos espacio en los cajones se puede usar la misma técnica colocando los recipientes etiquetados en un estante pegado a la pared.

Rallar en vez de picar

Para picar ajo, jengibre y algunos otros productos que utilizamos normalmente en la cocina se ensucia un cuchillo y la tabla de corte.

Rallador fino

Rallador fino

Además el proceso de picar finamente esos productos es bastante tedioso, la forma más fácil de optimizar éste proceso es la de usar un rallador estrecho, fácil de limpiar y que nos dará un buen resultado obteniendo una ralladura fina y homogénea.

Usar papel aluminio y película

Cuando se van los huéspedes y volvemos a la cocina nos encontramos placas de horno que se deben fregar con mucho trabajo para quitar todo lo que se ha pegado al cocinar en el horno.
La próxima vez será mejor cubrir la placa con papel aluminio asegurándola bien en los lados y eventualmente  colocar dos capas si hay mucho fondo de cocción.

Papel Aluminio

Papel Aluminio

De esta forma una vez terminado de cocinar sólo quitaremos el papel aluminio, y con una simple lavada tendremos nuestra placa como nueva.
Usar película transparente para cubrir la zona de trabajo donde quedarán líquidos y restos de nuestra preparación, al terminar simplemente recogemos la película la tiramos a la basura y tenemos nuestra área limpia.

Un bol para la basura

Mientras se preparan todos los ingredientes necesarios  antes de empezar a cocinar (lo que se conoce como “mise en place”) se van desechando restos de verdura, pieles de fruta, etc.

Mise en place

Mise en place

Por instinto cada vez que algunos de estos desechos los tiramos a la basura y eso comporta que nos desplazamos continuamente desde nuestro puesto de trabajo hacia el cesto de la basura, es más simple tener un bol  grande al lado de nuestra tabla de corte e ir depositando los restos en el bol y de este modo no perder tiempo moviéndose continuamente hacia el contenedor de la basura.

Usar batidora de mano

La batidora de mano (también conocido como licuadora de mano) es una herramienta que permite ahorrar mucho tiempo en la cocina.

licuadora de mano

licuadora de mano

El ahorro de tiempo consiste en que se puede usar directamente en la cacerola sin tener que transferir el contenido a otro recipiente, batir y volver a poner el puré de nuevo en la cacerola, ensuciamos menos recipientes obteniendo el mismo resultado.
Su limpieza también es mucho más fácil.

Hacer cubitos de hielo, pero no sólo de agua

En lugar de gastar tiempo exprimiendo limones y medir el jugo, llenar una cubeta de hielo con zumo de limón. Cuando una receta requiere de jugo de limón, simplemente desmoldar un cubo y usar la cantidad necesaria.

Cubitera

Cubitera

Una bandeja de cubitos de hielo estándar tiene aproximadamente una cucharada y media de líquido por cada cubo.

Este truco también funciona para la pasta de tomate, concentrado de caldo de pollo o de carne, las hierbas picadas, y hasta podemos tener preparada nuestra mezcla de menta para los mojitos.

Un molinillo de café

El molinillo de café es muy útil no solo para moler café, yo lo uso para preparar mi mezcla picante, mi sazonador de hierbas, y todos los tipos de especia que uso en mis recetas.

Molinillo de café

Molinillo de café

Con este práctico instrumento podemos pulverizar todo lo que nos apetezca con la ventaja de utilizar materia prima de calidad, nunca he tenido mucha confianza en los productos que venden ya previamente molidos, nadie me garantiza que el contenido sea exactamente lo que estoy comprando.
Es aconsejable comprar nuestras especias en estado natural y luego con el molinillo ir moliéndolas y guardarlas en nuestra colección de perfumes y sabores.

La ventaja de tener nuestros sazonadores pulverizados es que una vez identificada la dosis necesaria para nuestra receta, siempre tendrá la misma intensidad, muchas veces en los chiles o alguna hierba como el laurel, depende de la temporada o del tipo de secado nos encontramos con diferentes resultados, si lo pulverizamos todo obtendremos un sabor o perfume de la misma calidad.

Vino en botella de papel


Reciclar, calentamiento global y ambiente, éstas son las palabras que directamente o en modo subliminal rodea últimamente nuestras vidas con más insistencia, hay personas que son conscientes de los problemas del ambiente, hay otras personas que lucran con la excusa del ambiente aunque realmente no les preocupe, es un poco como la gente que vive preocupada por cosas que nunca van a suceder y otra gente que se preocupa cuando el problema sucede y ya es inevitable.


En toda esta consciencia o inconsciencia sobre el deterioramento de nuestro ambiente hay quien se inventa cosas que seguramente serán del agrado de los llamados ambientalistas generando negocio y en algún modo a la conservación por medio de productos reciclables o biodegradables, pero según mi opinión no tienen en cuenta de ciertos “pequeños detalles” que pueden causar un efecto negativo en gran parte de los consumidores de su nuevo producto.

Un ejemplo es la empresa británica Greenbottle, que ya produce botellas de leche “verdes” biodegradables, y ahora quiere lanzar al mercado la primera botella de vino de papel, la empresa espera reemplazar los 15 millones de botellas de plástico desparramadas por Inglaterra y que necesitan 500 años en descomponerse.

La cadena de supermercados Asda del grupo Wallmart ya ha demostrado interés en ésta nueva botella, la cual está fabricada como otros recipientes biodegradables y contienen el vino en una bolsa de plástico.

Y ahora llegamos al punto, entiendo lo del ambiente, reciclar, etc. pero probablemente éstos caballeros ingleses no beben vino, o al menos vino “decente”, ya que para todo el mundo de la gastronomía, enología,  sommeliers, gourmets, foodies y amantes del buen vino en general, lo de la botella de papel con el vino metido en una bolsa de plástico representa un sacrilegio al Dios Baco y a la milenaria tradición ligada al vino y su cultura.

¿Cómo vamos a meter un Barolo o un Vega Sicilia en una bolsa de plástico?

Creo que es mejor que sigan fabricando botellas de leche, haciendo eso ayudan al planeta y no le arruinan la vida a los amantes del vino.

Via inhabitat.com