Music Sommelier

Si, music sommelier, una nueva figura en el mundo de la gastronomía que está apareciendo en los restaurantes americanos, los empresarios de la restauración se han dado cuenta de que cuando el cliente se acerca a la mesa, además de la decoración influye también la música ambiental que está escuchando.

Restaurante Rayuela NYC

Restaurante Rayuela NYC

Si en un restaurante se escucha soft-jazz o lounge puede ser tan significativo como sus bebidas en “Mason jar” o su plato de entremeses  “farm-to-table”.

En una era donde hasta Facebook registra los gustos musicales de sus usuarios, los restaurantes empiezan a prestar más atención que nunca al maridaje de sus zanahorias asadas con nuez, no sólo con la crème fraîche ligada con za’atar, también si pegan con un blues.

Bebidas en Mason jars

Bebidas en Mason jars

Al entrar el cliente al restaurante, la música establece el tono para la experiencia que llegará durante la comida.
Hasta que el aperitivo llega a la mesa, “todo es visual y auditivo“, declara Bill Chait, dueño de los restaurantes L.A.’s Short Order, Picca, Sotto, Rivera and Playa, entre otros.

Los restaurantes están consultando DJs y empresas que crean listas de canciones personalizadas para cada cliente, convirtiéndose de este modo en Music sommeliers, los cuales además pueden trabajar en crear una “sonic identity”, otro rollo más del branding que nos acecha por todos los lados.

Existen también los restaurantes que realizan la selección de su banda sonora personalmente, como por ejemplo Mario Batali que puso Led Zeppelin en su restaurante Babbo de New York.

Los especialistas de ésta nueva tendencia han analizado que las ventas han aumentado  un 11% en los locales donde se escucha música adecuada al ambiente y al tipo de comida.

Una lista de canciones (playlist) puede comprender entre 300 y 500 canciones, las cuales normalmente se subdividen en cuatro o cinco en total para la jornada,  comida, happy hour, cena, y noche. En los servicios del music sommelier va incluido el pago de los impuestos de derechos de autor a las varias organizaciones que ya se han echado encima de los restaurantes para sacar jugo.

Y con ésta nueva actividad ampliamos el mapa de actividades relacionadas con la gastronomía que hasta hace poco no generaban negocio pero ahora algunos ya se ganan su dinerito girando alrededor de la comida, como los food bloggers, food photographers, foos stylists y music sommeliers.

[Fuente L.A. Times]

[Foto Restaurante Rayuela NYC]

Print Friendly
 

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

 
 
 
 
shared on wplocker.com