Sardinas marinadas en salazón

Sardinas marinadas en salazón

Esta receta de  Sardinas marinadas en salazón es de un amigo, me gusta tanto que la he tenido que robar (con su permiso) para ofreceros éste magnífico aperitivo. Vamos a necesitar sardinas muy grandes. La buena temporada para comprarlas, son los meses de septiembre y octubre, que es cuando alcanzan su mayor peso.

Sardinas marinadas en salazón

Ingredientes

  • 4 Sardinas grandes
  • Sal marino (gorda)
  • Hebras de hinojo
  • Pimienta rosa
  • 2 dientes de  ajo
  • 1 cucharilla de perejil picado
  • Escamas de sal negra ahumada
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

  1. Lavar bien las sardinas y le quitamos todas las escamas, raspando delicadamente con un cuchillo. Sardinas marinadas en salazónSardinas marinadas en salazón
  2. Debido al tamaño de las sardinas, solo nos van a entrar cuatro sardinas por recipiente (tuper). Para eso vamos a necesitar varios recipientes o usar uno más grande. Llenar el fondo con una capa de sal marino. Sardinas marinadas en salazón
  3. Ponemos las cuatro sardinas, y le ponemos sal rellenando todos los huecos. Sardinas marinadas en salazón
  4. Una vez rellenados los huecos cubrir con más sal. Sardinas marinadas en salazón
  5. Con las manos vamos allanando y apretando fuerte, para que la sal penetre por todos los lados, y cubra las sardinas en toda su totalidad. En el caso de que queden al descubierto, se nos podrían echar a perder. Sardinas marinadas en salazón
  6. Cerramos el recipiente con una tapadera, y guardamos durante una semana, en un lugar fresco y seco fuera del frigorífico.Sardinas marinadas en salazón
  7. Pasada la semana, destapamos y le ponemos un poco de agua, solo para humedecer la sal. En el caso de que le pongais una sal menos gruesa, no hara falta ponerle agua, porque las sardinas se hidratan antes y soltarán sus propios jugos.
  8. Volvemos a tapar el recipiente y lo dejamos durante treinta dias en un lugar fresco fuera del frigorífico.
  9. Pasados los treinta días, las  sardinas marinadas en salazón tienen este aspecto. Sardinas marinadas en salazón
  10. Sacamos las sardinas del recipiente. Sardinas marinadas en salazón
  11. Con la ayuda de unas tijeras  cortamos las cabezas y la parte de las ventrescas. Sardinas marinadas en salazón
  12. Ahora quitamos las tripas y enjuagamos ligeramente. Abrimos las sardinas y le quitamos todas las espinas y la piel. Separamos los lomos y con un paño o papel de cocina, las secamos al mismo tiempo, eliminando el color plateado del lomo.
  13. Para limpiarlas usamos el dedo pulgar, apretamos en el centro a ras de la espina central, y vamos bajando para abajo, y luego hacia arriba y saldrá la espina completa. Sardinas marinadas en salazón
  14. Una vez sacada la espina, repasamos por si queda algun residuo por la parte de la ventresca. Sardinas marinadas en salazón
  15. Al darle la vuelta  a la sardina, podéis observar como sale la piel sola con facilidad. Sardinas marinadas en salazón
  16. Una vez tenemos las sardinas limpias totalmente, las rociamos con un buen aceite de oliva. Aconsejado un aceite de oliva de hierbas provenzales.
  17. Ponemos las sardinas en la bandeja donde vamos a servir, rociamos con eneldo, pimienta rosa (molida al instante) y escamas de sal negra ahumada, para darle un toque de ahumado, ajo picado finamente, hebras de hinojo, y perejil picado finamente.
  18. Para terminar, cubrimos las Sardinas marinadas en salazón con aceite de oliva virgen y guardamos en el frigorífico, durante un par de horas antes de servir.

La receta y las fotografías han  sido amablemente ofrecidas por Alexis, un foodie que he conocido en Cookpad y que publica estupendas recetas y sigue manteniendo la cocina tradicional.

Print Friendly, PDF & Email
 

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
 
 
 

Suscríbete

Recibirás las últimas recetas publicadas en tu correo electrónico. ¡Gracias por la visita!




Italy