Albóndigas

Ya llegó la receta de las albóndigas, un plato internacional (basta ver el enlace) que tiene infinitas variantes, yo os presento las mías y me encantan acompañadas de patatas fritas.
Me gustan, me desarrollan un placer estomacal increíble, las comería siempre.
albondigas
Vamos con un medio kilo de carne de res con poca grasa, quién necesita subir el nivel de colesterol, puede mezclar unos 100 gramos de tocino magro picado muy finamente o molido por un robot de cocina.
Vamos a mezclar la carne con un huevo batido, un par de dientes de ajo finamente picados, un hilo de aceite de oliva, sal y pimienta a gusto. (Se pueden añadir hierbas o especies a gusto del consumidor, hay quien le mete comino, otros romero, otros nuez moscada, otros curry, enfin, lo que quieran).
Batimos otro huevo, hacemos las bolitas del tamaño que más nos apetezca y las pasamos por el huevo batido, luego las enharinamos y las colocamos en una sartén (freidora) con aceite de oliva caliente, se revuelven para que no se quemen, las sacamos después de unos 5 minutos (depende de la dimensión de las bolitas, normalmente unos 2 centímetros de diámetro).
albondigas
Ahora preparamos una salsa de tomate (fresco molido o puré de supermercado), con un sofrito de cebolla y ajo, una vez ya está lista la salsa, añadimos las albóndigas y las dejamos rehogar por unos 5 minutos, rociamos un poco de perejil picado finamente y ya estamos listos para servir, a mi me gustan las patatas fritas de acompañamiento, pero cada uno se hace daño como quiere. Pueden ser unas patatas asadas, servidas con ajo picado, perejil y aceite de oliva.

Se puede cocinar la salsa de tomate para las albóndigas añadiendo pimento rojo, unos cuadritos de zanahoria y unos cortes de apio….a voluntad 😛

Print Friendly
 

Deja un comentario

 
 
 
 
shared on wplocker.com