Conejo a la etrusca



El conejo a la etrusca es una receta de la Toscana, una de las regiones italianas que más me gusta por el alto nivel gastronómico que presume.

El conejo que vamos a preparar no tiene nada de etrusco, pero se le da el nombre a la receta en honor al pueblo etrusco que antiguamente vivió en la Toscana, a la cual dieron su nombre. Más abajo os dedico una fotografía de un verdadero conejo etrusco para que no digáis que cuento tonterías.

Conejo a la etrusca

[ingredients title=”Ingredientes para 4 personas:”]

  • 1 conejo de 1 kg.
  • 80 gramos de panceta
  • 1 cebolla morada
  • 1 zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • 1 rama de apio
  • 150 gramos de aceitunas negras sin hueso
  • Romero
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Caldo de carne
  • Sal
  • Pimienta negra

[/ingredients]

[directions title=”Preparación:”]

  1. Lavar el conejo con agua y vinagre, enjuagarlo y secarlo con un trapo de cocina, luego cortarlo en unos 12 pedazos.
  2. En una sartén dorar la panceta cortada en cubitos con 6 cucharadas de aceite de oliva, añadir la cebolla, la zanahoria, el ajo y el apio picados finamente o pasados por la licuadora,  cuando la panceta empieza a dorarse  añadir los trozos de conejo y cocinar a fuego vivo para que tomen color.
  3. Cuando los trozos de conejo están dorados, rociar con romero picado finamente, añadir un vaso de vino blanco, salpimentar y dejar evaporar el vino a fuego lento.
  4. Añadir un cucharón de caldo de carne y cocinar a fuego lento durante una hora, añadiendo caldo si el conejo se queda sin fondo de cocción.
  5. Pasada la hora de cocción, retirar los trozos de conejo y pasar el fondo de cocción por la licuadora para obtener una salsa homogénea. Colocar de nuevo los trozos de conejo en una cacerola, añadir la salsa del fondo de cocción, las aceitunas negras y un cucharón de caldo, cocinar unos 15 minutos hasta que el fondo de cocción se reduzca sin quedar demasiado seco.

[/directions]

Aríbalo en forma de conejo

Escultura Etrusca – Metropolitan Museum of Art # 41.162.31 | Fotografía: Katie Chao

Ya tenemos listo nuestro conejo a la etrusca, podemos servirlo acompañado de unas patatas salteadas al romero, una ensalada de escarola y un buen vino tinto de la Rioja.

Medallón de solomillo en corteza de mostaza con romero


Este medallón de solomillo en corteza de mostaza con romero es un exquisito plato para los amantes de la carne, la receta llega a través de mi amigo Lorenzo Bortoli, gran chef italiano que amablemente me cede hasta las fotografías para que podamos ver el “paso a paso”.

Medallón de solomillo en corteza de mostaza con romero

Ingredientes:

600 gramos de medallones de solomillo
200 gramos de mostaza de Dijon Original (Maille)
1 cucharada de paprika
1 cucharada de comino
1 cucharada de pimienta negra
1 cucharada de curry
1 cucharada de sal marino ahumado
2 ramilletes de romero
Rúcula
Aceite de oliva

Preparación:

En un bol mezclar la mostaza y las especies dejando aparte el romero, es necesario que todos los ingredientes estén bien amalgamados.

Sumergimos los medallones en la pasta y los cubrimos abundantemente por todos los lados, los colocamos en una bolsa de plástico y los dejamos marinar en la nevera un par de horas, preferiblemente toda una noche.

Medallón de solomillo en corteza de mostaza con romero

En una sartén antiadherente calentamos bastante aceite de oliva con dos ramitas de romero, cuando éste último empieza a sofreír colocar los medallones, dorarlos hasta que se forme una especie de corteza dura, entonces girarlos y seguir el mismo procedimiento.

Medallón de solomillo en corteza de mostaza con romero

Cuando los medallones tienen la corteza en ambos lados los retiramos del fuego, dejándolo al mínimo para que el aceite se mantenga caliente.

Cortamos los medallones de solomillo en rodajas no muy finas y las colocamos en el plato sobre una cama de rúcula, luego rociamos con un poco de aceite caliente que tenemos en la sartén para aromatizar.

El plato se puede decorar con un poco de romero triturado o pan rallado mezclado con paprika para darle un tono rojizo.

Nuestro medallón de solomillo en corteza de mostaza con romero se puede o debe acompañar con un buen vino tinto con cuerpo y a gozar.

[Receta y fotografía: Lorenzo Bortoli]

Crackers de Romero y Sal Marina


Estos crackers de romero y sal marina no son suaves como el naan. Se parecen más a lo que sucedería si el pan de pita y una galleta se reunieran y tuvieran un hijo: un robusto pan plano, delgado,  que carece del crujiente de una galleta, pero recompensa con una textura suave. El aceite de oliva mantiene la masa suave y le da un sutil sabor al pan.

Crackers de Romero y Sal Marina

Ingredientes para dos personas:

300 gramos de harina de trigo
1 cucharada de romero picado
2 ramitas de romero
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de sal
240 ml. de agua
30 ml. de  aceite de oliva
Sal marina escamosa como la Maldon

Preparación:

Tamizar la harina en un bol y agregar el romero picado, la levadura y la sal. Hacer un hueco en el centro, luego añadir el agua y el aceite, mezclar hasta formar una masa lisa y homogénea. Sobre una superficie de trabajo limpia amasar la masa suavemente y formar una bola, dejar reposar durante 10 minutos, cubierta con film transparente.

Colocar la bola a un bol, cubrir con film y dejar reposar en la nevera un mínimo de una hora, si no tenéis prisa se puede dejar toda la noche.

Dividir la bola en tres partes. Estirar cada parte de la masa sobre una hoja de papel de horno hasta que la masa sea delgada.

Embadurnar la parte superior de la masa con aceite de oliva y presionar ligeramente algunas hojas de romero sobre la masa, luego espolvorear con sal marina.

Con la parte no cortante de un cuchillo se marca la medida del cracker para que una vez cocidos se puedan romper fácilmente.

Colocar con cuidado el papel de hornear con la masa sobre una bandeja de horno e introducirla en el horno previamente calentado a 230º hasta que se dore, unos 8-10 minutos.

Disponer los crackers sobre una rejilla descartando papel de hornear y dejar enfriar.

Estos crackers de romero y sal marina se pueden servir con paté, queso de cabra, etc.

Fuente: Gourmet.com

Chuletas de cordero en salsa de romero


Para hoy tenemos unas chuletas de cordero en salsa de romero, una receta facilísima de preparar y realmente deliciosa, en la carne de cordero la mayor parte de grasa está alrededor de las vísceras y debajo de la piel, de esta forma es fácil eliminarla y reducir  el aporte de grasa saturada y colesterol.

chuletas de cordero en salsa de romero

Chuletas de cordero en salsa de romero

Ingredientes para 4 personas:

1 Kg. de chuletas de cordero lechal
2 dientes de ajo
2 vasos de vino blanco
Mantequilla
Aceite de oliva
Sal
Romero
Pimienta negra

Preparación:

Dorar el ajo en una sartén ancha con tres cucharadas de aceite, retirar el ajo antes de que se queme y añadir las chuletas, salpimentar y agregar dos ramas de romero fresco.

Dorarlas a vuestro gusto, hay quien le gusta la carne de cordero a término medio, luego retirarlas de la sartén y mantenerlas calientes en el horno a baja temperatura.

Añadir el vino a la sartén donde hemos dorado las chuletas, tres cucharadas de mantequilla, rectificar de sal y pimienta, mezclar para ue se suelte el fondo de cocción  y dejar reducir, si la salsa no sale muy perfumada añadir más romero mientras se va reduciendo.

Servir las chuletas de cordero rociadas con la salsa al romero y acompañadas de una ensalada fresca de temporada. Yo personalmente iniciaría la comida con una Esqueixada, en éste modo tengo una comida ligera y nutriente.

[Foto: Cookaround]

Rape con almendras


Este Rape con almendras  es una maravilla, una particularidad que me gusta de éste pescado además de su sabor es la consistencia de su carne que al no deshacerse durante la cocción permite servir  platos de pescado con una bella presencia. El rape es muy rico en potasio, fósforo,  magnesio y hierro, muy bajo en grasas (2%).

Rape con almendras
Para 4 personas, 4 filetes de rape de unos 200 gramos, eventualmente se pueden utilizar 4 pequeñas colas de rape, lavarlos y secarlos con un paño de cocina, salpimentarlos y pasarlos por harina y freírlos en aceite de oliva hasta que estén dorados por ambos lados.

Preparar un fumet de pescado, en una olla mediana casi llena de agua poner  una zanahoria cortada a trozos, una cebolla, una costilla de apio, medio limón, unos granos de pimienta negra y dos vasos de vino blanco, un pescadito útil para caldo, personalmente mi preferido es la escórpora también llamada cabracho, eventualmente se pueden utilizar cabezas de pescado. Dejamos hervir durante 45 minutos, colamos y separamos el caldo.

Lavar y dejar escurrir 4 cigalas y 4 gambas grandes, salpimentar saltear en una sartén con aceite de oliva, un diente de ajo picado y perejil, dejar dorar unos 7 minutos y guardar.

Picar una cebolla y sofreír en una sartén, cuando está caramelizada añadir un diente de ajo picado y dejarlo dorar,  luego añadir 2 cucharadas de almendras peladas y picadas, 1 cucharada de perejil picado, y una guindilla desmenuzada, mezclar bien y añadir 125 ml. de vino blanco, una rebanada de pan, cocinar hasta que el pan se deshace, eventualmente añadir más vino si se seca demasiado.  Cuando la salsa está lista pasar por la licuadora en modo de obtener una salsa homogénea.
Poner la salsa en una cacerola, añadir 250 ml. de caldo de pescado y cocinar durante 10 minutos.

Pelar 3 patatas, cortarlas en rodajas y saltearlas con una nuez de mantequilla, dos cucharadas de aceite de oliva, dos dientes de ajo y una cucharada de romero seco.

Colocar los filetes de rape en una placa de horno, cubrir con la salsa y cocinar en el horno a 180 grados durante 15 minutos.

Servir el  filete de rape con  almendras acompañado de una cigala,  una gamba, y las patatas al romero.

[Foto: Cookaround]