Panna cotta con chispas

La “Panna Cotta” es un dulce italiano que me encanta casi tanto como el Tiramisú, en algunos lados la he encontrado bajo el nombre de “menjar blanc” que en catalán significa “comida blanca”, y precisamente en Alghero, una ciudad de la Isla de Cerdeña (Italia) donde se habla una versión del catalán antiguo.

Fotografía cedida amablemente por Cityfan

Vamos a preparar 4 porciones individuales, o si preferís podemos hacer una única y servirla como pastel, para empezar disolveremos unos 10 gramos de gelatina en un recipiente con agua fría. Luego calentamos medio litro de crema de leche, con 80 gramos de azúcar, y un bastoncito de vainilla, llevamos a ebullición mezclando bien, añadimos la gelatina y mezclamos hasta que se disuelva completamente.
Retiramos del fuego e incorporamos 80-100 gramos de chocolate de nuestro gusto, yo prefiero el de 70% de cacao, también podéis usar chocolate blanco, mezclamos hasta que esté completamente diluido y dejamos reposar por dos minutos.
Ahora pasaremos todo por un colador fino para que no queden residuos, añadimos una copita de ron, posiblemente añejo y que no sea cubano para no alimentar los bolsillos de Fidel Castro, mezclamos bien y echamos el compuesto en recipientes individuales (flaneras) o en un recipiente único, a vuestro gusto, dejamos que se enfríe y lo colocamos en el refrigerador mínimo dos horas.
Para servir, le daremos la vuelta delicadamente a los recipientes, eventualmente ayudándonos con un cuchillo, adornamos el plato con crema batida al lado del postre, rociándola con “chispas” de chocolate que obtendremos rascando un pedazo de chocolate con un cuchillo.
Ante éste divino manjar aconsejaría un vino Moscatel para acabar de rematar la explosión de inmensas sensaciones de placer.

Print Friendly
 

Un comentario


  1. No lo he probado nunca pero tiene muy buena pinta….habrá que hacerlo para probarlo. Gracias

Deja un comentario

 
 
 
 
shared on wplocker.com