Arroz negro

El año pasado os dediqué unos gnochi de calabaza para celebrar Halloween, éste año vamos a preparar un plato muy sabroso que proviene de la costa mediterránea de Cataluña y Levante, aunque he comido uno excepcional en Venecia (risotto alle seppie), hay muchas discusiones sobre el verdadero origen de éste plato, del cual hay muchas versiones, una de las más famosas es el “arròs negre del’Empordá”, yo os presento como siempre la que preparo yo y luego vemos que os parece.


Para 4 personas vamos a necesitar 4 sepias o en su defecto calamares, también usaremos un caldo de pescado (fumet) que prepararemos con una negrilla, cabezas de salmón o el tipo de pescado que sea de vuestro agrado, los colocamos en una olla grande con una zanahoria cortada a trocitos, una costilla de apio, media cebolla, unos granos de pimienta negra, un vaso de vino blanco y medio limón, dejamos hervir una hora, colamos y reservamos.
Empezamos picando finamente una cebolla y la caramelizamos con una nuez de mantequilla y dos cucharadas de aceite de oliva en una cazuela de barro cocido preferentemente, si no la tenemos a disposición podemos usar una paellera.
Una vez la cebolla está al punto añadimos dos dientes de ajo picados finamente, los doramos sin dejarlos quemar y añadimos 4 sepias/calamares cortadas en aros. Cocinamos por 5 minutos mezclando para que los trozos de sepia tomen color, y añadimos un poco de caldo de pescado para que las sepias se vayan ablandando.
Mientras se cocinan las sepias vamos a pasar por la plancha 4 langostinos grandes, o gambas, los reservamos.
Ahora añadiremos 400 gramos de arroz a la cazuela, mezclamos bien por dos minutos, añadimos dos vasos de vino blanco y seguimos mezclando hasta que el alcohol se haya evaporado, luego añadimos caldo de pescado hasta cubrir todo, salpimentamos, mezclamos y dejamos cocinar.
Asaremos unos pimientos rojos o usamos de los que venden en lata, los cortamos en tiras, y los añadimos al arroz junto con dos bolsitas de tinta de sepia o calamar (ver foto), mezclamos nuevamente y añadimos caldo de pescado cada vez que veamos que el arroz se está quedando seco.
Después de 10 minutos, colocamos encima del arroz los langostinos que tenemos a parte para crear con los colores del arroz, los pimientos y los langostinos un tono “Halloween”.
Los siguientes 10 minutos de cocción los podemos realizar en horno o a fuego lento, cuidando siempre que el arroz no quede sin caldo.
Lo vamos a servir en la misma cazuela adornada con gajos de limón en las esquinas , una rociadita de perejil picado, acompañado de un vino blanco seco como Viña Sol o un Pinot Griggio, bien helado.
En algunas versiones de éste plato se acompaña también con un tazón de allioli, lo dejo a vuestro libre albedrío.

Print Friendly
 

Un comentario


  1. apa nyammmm!!!

Deja un comentario

 
 
 
 
shared on wplocker.com