Estofado de jabalí

Ahora una de carne, 😛 y carne muy especial, carne de caza, dura, fuerte de sabor, pero muy rica para mi paladar, hay que cuidar sólo bien la marinada y la cocción a fuego lento sin dejar secar el jugo, para que quede tierna.

Un buen amigo italiano (Lino Paier) que ya no está con nosotros, me enseñó hace algunos años a cocinar el jabalí, él era un buen cazador y seguramente sigue cazando, pero ésta vez en el Valhalla, y a través de su abuela, aprendió recetas tradicionales de la cocina típica de la región Veneto en Italia.

Nos vamos a procurar un kilo de pulpa de jabalí, lo troceamos a gusto, mejor a cuadritos medianos para facilitar la cocción, disponemos la carne en un recipiente (bowl) grande, y añadimos 4 dientes de ajo, una costilla de apio cortada a trocitos, dos zanahorias cortadas a rodajas, una cebolla grande cortada a pedazos, un puñado de perejil picado, dos hojas de laurel seco, dos cucharadas soperas de semillas de junipero, una cucharada sopera de pimienta negra partida (basta aplastar los granos con un cuchillo ancho), unas agujas de romero seco, una semilla de clavo, un hilo de aceite de oliva, y un vaso de vinagre, luego cubrimos todo con vino tinto que tenga cuerpo, mezclamos bien y dejamos marinar por toda una noche (mínimo 12 horas) en el refrigerador, con el recipiente cubierto de película de plástico.

Al día siguiente, vamos a sacar la carne de la marinada, la secamos con papel de cocina o un paño, la enharinamos y la ponemos a dorar en una cacerola de tamaño suficiente con un hilo de aceite de oliva y una nuez de mantequilla, mezclamos continuamente y cuando ya la carne está dorada, añadimos un litro de puré de tomate, rehogamos y añadimos todo el contenido de la marinada, mezclar y vamos a cocinar por dos horas a fuego bajo, revolviendo de vez en cuando, eventualmente, si se absorbe demasiado el líquido se puede añadir caldo de carne.

Una vez tenemos la carne tierna y lista, la separamos del fondo de cocción, y pasamos todas las verduras y el caldo resultante por una licuadora, en ésta forma creamos una salsa un poco densa.

Mezclamos la carne con la salsa que hemos preparado, calentamos unos 10 minutos a fuego lento y servimos, podemos acompañar el plato con patatas hervidas, arroz blanco mantecado con queso parmesano, y lo ideal para seguir la tradición veneta sería servir el plato con “polenta“, pero es difícil encontrarla fuera de Italia.

Buen apetito! 😛

Print Friendly
 

3 Comentarios


  1. te bona pinta miquel !!!!!i fa bona olor !! jaja no sento pero la imagino …aquesta recepta la deixarem com a .. a veure si trobo senglar ,, polbe d emerde on visc !! ajjaaj hi ha de tot i hi ha de res … depend …ais


  2. Pues cuando te vas a dar vueltas por otros lados, buscas el jabalí es típico de la región donde vives. Ciaoooo!


  3. Mi madre nació al otro lado de las montañas que tienes cerca, en Roda de Ter 😉

Deja un comentario

 
 
 
 
shared on wplocker.com