Costillar de cochinillo a la parrilla

Es probable que muchos no reconozcan en el nombre de la receta las famosas Baby Back Ribs BBQ (Costillar de cochinillo a la parrilla) que no faltan en ninguna parrillada americana. Hoy las vamos a preparar a mi gusto, digamos que es una versión “mediterránea” más adecuada a mi paladar.

Para 4 personas compraremos 4 costillares de cochinillo/lechón (cerdo de tres meses), los lavamos y secamos, ahora vamos a picar en un mortero una cucharada de sal marino, una cucharada de pimienta negra, tres dientes de ajo y una cucharadita de tomillo, cuando la mezcla ya está pulverizada añadimos dos cucharadas de aceite de oliva, mezclamos bien y embadurnamos los costillares, los envolvemos con papel aluminio y los colocamos en una placa que pondremos al horno precalentado a 160 grados, dejamos cocinar unas dos o dos horas y media, dándoles la vuelta cada 30 minutos. Pasada la hora y media controlaremos el estado de cocción, dependiendo de la calidad y medida de los costillares podrían cocinarse antes, deben estar bien cocidos y tiernos.

Mientras esperamos vamos a preparar la salsa, que se parece a la “original” BBQ Sauce (Barbecue Sauce),  de la cual se dice que la llevó Cristóbal Colón (Cristoforo Colombo) desde la isla “La Española” cuando llegó al continente americano.

Ingredientes para la salsa:

3  Tazas de miel
1  Taza de salsa de soja
2  Tazas de vinagre balsámico
3  Tazas de Ketchup
1/4 Cucharadita de azúcar moreno.
1  Cucharadita de guindilla en polvo
1/4 Cucharadita de café instantáneo (Espresso)
4  Cucharadas de aceite de oliva extra virgen
3  Cucharadas de ajo exprimido

En una cazuela salsera calentamos el aceite y cocinamos por un minuto, mientras mezclamos en un bowl el resto de los ingredientes, cuando el ajo está listo lo sacamos del fuego y lo añadimos al bowl, mezclamos y volvemos a ponerlo en la salsera a fuego muy bajo durante 15 minutos para que se amalgamen los sabores.

Cuando las costillas están listas las sacamos del horno, las embadurnamos con la salsa y las volvemos a cubrir con papel aluminio hasta que esté lista la parrilla.

Ahora nos preparamos un plato con dados de jamón ibérico, aceitunas rellenas de anchoa y dados de queso manchego añejo, un buena cerveza fría y nos vamos a prender el carbón de la parrilla, una vez las brasas están listas, colocamos los costillares y dejamos cocinar unos 15 minutos dándoles vuelta frecuentemente, cuando están tiernas y glaseadas, están listas para servir.

Es necesario que controlemos cuanta salsa nos queda después de haber embadurnado los costillares, eventualmente prepararemos más salsa por si algún comensal es goloso y quiere ponerse más.

Si no tenemos parrilla a disposición podemos cocinarlas en el horno a 220 grados, aunque hay que considerar que el aroma de las brasas da un sabor totalmente más exquisito.

Print Friendly
 

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

 
 
 
 
shared on wplocker.com