Pierna de cordero perfumada

Hoy vamos a cocinar otra receta para éstas Fiestas de Navidad, la particularidad de éste plato es su preparación simple, y el resultado es monstruosamente espectacular.

Para unas 8 personas vamos a procurarnos una pierna de cordero de 2 kilos y medio, o 3 piernas de cordero lechal, lavamos bien con agua y vinagre para eliminar eventuales olores y la secamos. Con un cuchillo vamos a practicar varias hendiduras en la pierna en las cuales introduciremos unas dos lamas de ajo, luego en un mortero vamos a machacar dos cucharadas de sal marino, una cucharada de pimienta negra en grano, 4 dientes de ajo, una vez hemos obtenido una pasta más o menos homogénea le añadimos 4 cucharadas de aceite de oliva, mezclamos bien, añadimos un puñado abundante de agujas de romero  y embadurnamos la pierna.

Disponemos la pierna o piernas en una placa y las metemos al horno precalentado a 200 grados, dejamos cocinar por 90 minutos, cada 30 minutos vamos a girar la pierna y rociarla con una copa de brandy, si vemos que la pierna se está quedando demasiado seca añadimos un vaso de agua para hidratar.

Mientras se cocina el cordero vamos a lavar unos dos kilos de patatas medianas, las cortamos en 4 trozos sin pelarlas, las secamos con un paño, y las colocamos en un wok o sartén ancha y alta, añadimos una nuez de mantequilla y una cucharada de aceite de oliva, empezamos a cocinarlas, mezclando para que se vayan dorando por todos los lados. Mientras cortamos unos dados de panceta ahumada (200 gramos), los añadimos a las patatas, salpimentamos, cortamos dos cebollas en media luna y añadimos desparramando los gajos sobre las patatas, rociamos con una cucharada de guindilla molida, una cucharadita de timo seco y seguimos mezclando hasta que las patatas estén cocidas y doradas, si se ha formado mucha grasa en el fondo la eliminamos poniéndolas sobre un papel absorbente.

Cuando la pierna está cocida, apagamos el horno y dejamos reposar unos diez minutos para que se asienten los sabores, para crear efecto de espectáculo la colocamos sobre una bandeja y la rodeamos con las patatas, si no queremos impresionar tanto, trinchamos la pierna, aliñamos con  jugo de cocción y distribuimos las porciones en los platos acompañando con las patatas y adornando con unas ramitas de romero.

Aquí naturalmente se necesita un buen vino de la Ribera del Duero, que no sea  demasiado joven.

Print Friendly
 

4 Comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com


  2. aquesta la posare al cocinitas , encara q no me donguis permis !! i la copiare tal cual i depsres la fare i me la menjare


  3. Imma, ya sabes que tu tienes TODOS los permisos que quieras, no hay problema.
    Cuando ya te la hayas comido me dices a ver como te salió, porque luego vendré a comer,ja,ja,ja,ja


  4. wonderful post.Never knew this, regards for letting me know.

Deja un comentario

 
 
 
 
shared on wplocker.com